Cómo escribir en un blog paso a paso + 20 consejos

Cómo escribir en un blog paso a paso + 20 consejos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
¡Ponme nota!
5/5

No te preocupes, nos ha pasado a todos cuando empezábamos que, te pones a escribir un artículo para tu blog y te quedas en blanco o, si ya tienes más experiencia, piensas una y otra vez cómo puedes hacerlo mejor.

Precisamente por eso quiero que leas el post que te he preparado hoy en el que te voy a enseñar primero cuáles son los pasos para que puedas escribir en un blog de forma efectiva y, después de eso, te voy a dar 20 consejos que me hubiera gustado tener a mí cuando empecé, hace ya más de 10 años.

¿Empezamos?

Antes de ponerte a leer este post sobre cómo escribir en un blog

Eso sí, antes de empezar quiero decirte que he intentado no hacer un post súper técnico.

No me ha resultado fácil, en este blog verás que hay un montón de contenido enfocado 100% en herramientas técnicas y, como se suele decir, la cabra tira al monte, pero creo que me he contenido bastante.

He querido ofrecerte mis consejos de una forma más general porque sé que luego cada uno usa sus herramientas, sus gestores de contenido y sus cosas, y así, hacer que este artículo sea aprovechable para todo el que lo lea.

Ya me dirás qué te parece.

Cómo escribir un artículo en un blog paso a paso

Según mi experiencia, he podido constatar que hay que seguir 5 pasos para escribir bien en un blog, sin importar la temática, tu servidor, tu gestor de contenido, etc.

Estos cinco pasos se repiten una y otra y otra vez.

Síguelos del primero al último, y verás como mejoras:

Paso 1. Piensa sobre qué vas a escribir

Da igual que lo tengas muy claro o no tengas ni idea sobre qué vas a escribir, antes de ponerte a escribir, te toca pensar.

Esto parece algo muy de Perogrullo, pero la realidad es otra muy distinta: Si te pones a lo loco, no te vas a centrar en la temática, y eso va a hacer que tu contenido no sea bueno.

Así de claro.

Por eso, siempre recomiendo gastar al menos 5 minutos pensando sobre qué vas a escribir, y viendo en tu mente cómo van a quedar las cosas.

Paso 2: Te toca organizar la temática

Una vez lo tengas en tu cabeza, te toca organizar las subtemáticas que van a estar presentes en ese artículo de tu blog.

La metodología es lo de menos, pero te cuento las tres que más se usan:

  • Hay gente que directamente organiza en su Gestor de Contenidos, algo que no te recomiendo si estás empezando.
  • Hay otros que organizan directamente en un Word, en formato esquema, o incluso en un bloc de notas, algo que no está mal.
  • Hay otros que lo hacemos directamente en un papel, como es mi caso. Me gusta mucho el papel porque me permite hacer de forma sencilla cosas muy chorras como cuadrados para organizar información, flechas, tachar, etc. Ya sabes, nada nuevo.

Pero claro, seguro que te estás preguntando, ¿a qué te refieres con organizar?

Te lo voy a mostrar directamente con este artículo, ¡qué mejor!

Cuando pensé que quería hacer un artículo sobre cómo escribir en un blog, el siguiente punto fue organizarlo, ahí pensé que, si yo fuera a leer el texto, me gustaría tener dos bloques diferenciados:

  • Por un lado, la metodología.
  • Por otro lado, los consejos.

Y, dentro del a metodología, un paso a paso.

Me hice con un papel y, después de varios tachones y varias reorganizaciones, tenía los conceptos organizados.

Paso 3: Escribe el contenido

Una vez tienes todo el contenido organizado, te aseguro que es muchísimo más sencillo ponerte manos a la obra a escribir.

De hecho, es más sencillo porque, al organizar la información en un papel o en un Word, y la has organizado en tu cabeza también.

Y, una vez estás organizado, la productividad se incrementa de igual forma.

Aquí mi consejo es que, cuando te pongas a escribir un contenido, lo hagas del tirón (al menos, a mí, es lo que mejor me funciona).

Si no puedes por horarios o porque sea muy largo, al menos intento ir dejando bloques temáticos listos cada vez que me pongo.

Paso 4: Revisa

Una vez tengas todo el contenido, mi consejo es que, al menos, releas un par de veces todo el contenido para detectar:

  • Errores ortográficos.
  • Errores gramaticales.
  • Incoherencias.
  • Repeticiones innecesarias.

Tranquilo que te va a pasar y, aunque creas que está todo corregido, siempre tendrás algún fallo por ahí esperándote.

Pero es normal, nos pasa a todos.

Pago 5: Legibiliza

Por último, tengo un consejo más muy especial si estás empezando en esto, o si ves que tus textos no están llegando.

Hay algo que debes saber:

La gente que usa Internet no lee.

De hecho, tu tampoco lees.

Escaneas el contenido de arriba abajo a ver si hay algo que llame tu atención y, a partir de ese punto y no antes, lees un poco.

Hasta que pierdes el hilo, y vuelves a escanear hacia abajo.

¿Te has sentido identificado con ese comportamiento? Seguro que sí.

Por eso, no es sólo importante el contenido que escribes en tu blog, es casi más importante, la forma en la que lo presentas.

A eso me refiero con darle legibilidad al texto y, para ello, sólo debes cumplir unas normas básicas:

  • Escribir párrafos cortos y, a ser posible, frases cortas.
  • Hacer listas, como esta que veas.
  • Usar encabezados.
  • Usar imágenes.
  • Usar vídeos.

Esto hará que lo que escribes para un blog se vea mucho mejor y, con ello, la persona que te lee haga más cosas con tu texto.

Como te decía más arriba, si sigues estos 5 pasos uno detrás del otro, vas a conseguir mejorar lo que escribes para tu blog, estoy totalmente seguro de ello.

20 consejos para escribir en un blog que a mí me hubiera encantado tener cuando empecé en esto

Como te adelantaba más arriba, me gustaría terminar este artículo con 20 consejos que creo que te van a ayudar un montón.

Voy a intentar hacerlos lo más breve posible, porque sé que 20 son muchos, pero uno es así, que le gusta poner toda la carne en el asador.

1.      El miedo no sirve de nada

Si quieres escribir en tu blog, estoy seguro que antes o después vas a tener una sensación de miedo a la escritura o incluso lo que se conoce como “el Síndrome del Impostor”.

Es totalmente normal, y normalmente surge cuando te tomas muy en serio lo de escribir en tu blog aflora este sentimiento.

Pero tengo que decirte que ese miedo no va a hacer nada bueno, debes superarlo e incluso que te sirva de estímulo para ponerte a la tarea.

2.      Tampoco te preocupes demasiado

Una de las cosas que más ocurre cuando escribimos en un blog es que nos preocupamos mucho porque podemos fallar, tener errores en el contenido, etc.

Y, ¿sabes qué? Lo mejor es que no te preocupes demasiado, porque ese contenido se puede editar una vez lanzado, cambiar cosas y actualizarlo.

De hecho, es algo que suele venir muy bien.

Así que no te preocupes demasiado, dalo todo, y tira para adelante.

3.      Al principio no te va a leer nadie

Lo normal es que cuando empieces a escribir para un blog tengas una presión absoluta sobre ti porque crees que va a ser lanzar un contenido y van a entrar un montón de personas a leerlo.

Esto no pasa, para nada, más bien es al contrario, es decir, que vas a escribir y no te va a leer nadie.

La parte buena es que te sirve como aprendizaje de bajo riesgo porque, si no te va a leer nadie al principio, ¿qué riesgo tienes?

4.      El primer post no sirve para nada

Sí, sé que habrás leído por ahí que el primer post es el más importante y cuando lo escribes tienes que darlo todo y revisarlo de arriba abajo y demás cosas, pero quiero preguntarte algo:

¿Cómo es de importante un artículo que no va a leer nadie?

Los grandes gurús te dirán: Ya, pero hay personas que van a buscar ese primer artículo en tu blog para ver cómo empezaste.

El remontarse a los orígenes es muy bonito y todo eso pero, ¿tú lo has hecho alguna vez?

Seguramente, no.

5.      La calidad importa, la cantidad, no

Algo que me ha enseñado estos más de 10 años escribiendo es que realmente da igual cuántos posts escribas en tu blog, lo importante es la calidad de lo que escribas.

De hecho, es algo que me enseñó el bueno de Brian Dean, que ha conseguido ser una autoridad en el mundo del posicionamiento web en Estados Unidos (no se me ocurre un mercado más competido que ese en todo el mundo), con, tan sólo 204 post, y muchos de ellos son nuevos porque están metidos en páginas concentradoras (o hubs).

como-escribir-un-blog-brian-dean

Si un blog de una personita individual puede posicionar en Estados Unidos en uno de los segmentos más competidos, ¿cuántos necesitas tú?

Realmente, necesitar, ninguno, lo que necesitas es que los que escribas, sean realmente buenos.

6.      La promoción es más importante que el contenido

Otra cosa que ojalá me hubieran dicho cuando empecé a escribir en un blog es que da igual lo que escribas si no lo lee nadie.

Vamos, que hay blogs que triunfan con un contenido de mierda, y otros que fracasan con un contenido buenísimo, ¿sabes por qué?

Porque la clave es la promoción.

Es decir, qué haces para que las personas lleguen a tu contenido.

7.      Mira qué hace tu competencia

Soy muy fan de lo que se conoce como copiar a la japonesa, es decir, copiar y mejorar muchísimo lo que hace tu competencia.

Para eso, el primer paso es fijarte por dónde se están moviendo ya te digo, no para hacer lo mismo, para inspirarte y hacerlo mucho mejor.

8.      Aprende SEO, pero aprende bien

Escribir en un blog y fiarlo todo a hacer promoción en redes sociales está bien, pero no suele funcionar, salvo para algunas temáticas aisladas.

Lo que sí suele funcionar es posicionar en Google, que suele ser el 70% del tráfico de casi cualquier blog.

Si quieres aprender más de SEO, aquí tienes un montón de contenido.

9.      El contenido evergreen es la clave

Estuve muchos años escribiendo en blogs de noticias, y siempre ocurría lo mismo:

Da igual lo que hagas, en cuanto paras de escribir, tu tráfico se muere.

Sin embargo, si haces contenido evergreen, podrás mantener un blog incluso sin escribir.

El contenido evergreen es un tipo de contenido que no caduca, y que sabes que va a tener búsquedas todos los días del año durante muchos años.

Si te das una vuelta por este blog, verás que prácticamente todo el contenido es evergreen, te lo aseguro.

10.  Que se vea bien en móvil, otra clave

Hoy en día, lo más normal es que el 70% del tráfico de tu blog venga desde móviles, pero claro, como cuando escribimos en un blog lo hacemos desde un ordenador, tenemos el chip pillado del portátil.

Mi consejo es que, hagas lo que hagas, revises luego cómo se ve en un móvil, porque la mayoría de personas van a entrar en esa vía.

11.  Relee mínimo 3 veces antes de publicar

Sí, no es ninguna exageración, cuando escribas para tu blog, antes de publicar, relee mínimo tres veces.

Lo peor de todo es que, incluso así, vas a publicar con gazapos.

12.  La vas a cagar. Y no pasa nada

Si echo la vista atrás, no sé ni cuantas veces la he cagado con mis posts.

Esta sensación no es sólo mía, es de cualquiera que lleve el tiempo suficiente escribiendo para un blog.

Todo el mundo falla antes o después en su cometido y, como van diciendo por ahí, lo importante no es fallar, lo importante es arreglar ese error.

13.  Habla sobre un tema. Sólo uno

Cuando escribas en tu blog, en cada artículo, habla sólo de un tema.

Por ejemplo, en este artículo, sólo te estoy hablando sobre cómo escribir en un blog, nada más, 100% del contenido va para allá.

14.  Lo más importante, más arriba

Enganchar al lector al inicio es súper importante, por eso debes seguir un estilo periodístico y poner lo más importante al inicio, ganando profundidad a la vez que el texto crece y crece.

Si no lo haces así, corres un serio riesgo de que la persona que te lee se aburra y te deje pronto.

Y no quieres eso.

15.  La gente no lee, escanea

No te engañes, tu no lees en Internet, escaneas contenido.

De hecho, hay un estudio por ahí que dice que, como media, una persona lee el 26% del contenido que está escrito en una web.

Por eso, una vez más, no te esfuerces en que cada persona lea cada palabra que escribes, es mucho mejor que los intentes enganchar el máximo tiempo posible.

16.  Gasta tiempo para escribir tu título

Más o menos la mitad de los clics para leer un artículo en un blog dependen del título que le pongas.

Sí, todo ese peso tiene el título de una publicación, y ojo, que es muchísimo.

Por eso mi recomendación, una vez más, es que, por lo menos, gastes 5 ó 10 minutos para escribir el título perfecto y, si ves luego que no funciona, ¡cámbialo!

17.  Escribe como eres tú, no imites

Ya decía un visionario en Twitter algo parecido a:

“No le puedes gustar a todo el mundo, no eres una croqueta”.

Por eso, lo mejor es que escribas y te muestres tal como eres porque, en una sociedad totalmente globalizada como en la que estás, puedes tener por seguro que no le vas a gustar a todo el mundo, y también que vas a tener un porcentaje de personas a los que les vas a gustar de verdad.

No te esfuerces por ser lo que no eres, haz todo lo posible por mostrarte como eres.

18.  No vas a conseguir mucho el primer año

La mayoría de la gente que escribe en un blog lo deja tirado en el primer año.

No es algo casual, es que, de hecho, lo normal es que el primer año las visitas sean muy pocas y el esfuerzo grande, y claro, eso hace abandonar a cualquiera.

Si quieres tener posibilidades de éxito, debes saber que el primer año vas a estar sembrando para recoger más adelante.

19.  Si quieres que el lector haga algo, pídeselo

Es lo que se conoce como CTA o Call to Action, es decir, la llamada a la acción de la que tanto habrás escuchado hablar.

Básicamente, si quieres un lector se suscriba a tu lista de email, ponle “Suscríbete a mi lista de email” o, si quieres tener más comentarios, es tan sencillo como poner al final de los artículos “Déjame tu comentario”.

Te vas a sorprender mucho todo lo que vas a conseguir con esto.

20.  No te lo tomes demasiado en serio

Escribir en un blog mola y engancha, pero es mucho más divertido cuando no te lo tomas demasiado en serio.

Ojo, no digo que no seas constante o no te esfuerces, te digo que, para que algo sea divertido, no te lo puedes tomar demasiado en serio.

Llegaste al final de este artículo sobre cómo escribir en un blog, ¿cómo te quedas? ¿Me lo cuentas en los comentarios?

Sergio Ramírez

Sergio Ramírez

Me gusta más el Marketing Online que las galletas de chocolate. Poca broma.

4 respuestas

  1. Gracias Sergio!
    Me vino de 10, justo cuando pensaba que seguro no estaba haciendo bien el camino de escritura, me di cuanta que la metodología estaba bien!
    De los consejos, descubrí el evergreen (el nombre, pues porque si querer estoy llevando el blog de mi empresa por ese lado)
    Te consulto, ¿Tienes algún artículo o conocimiento sobre estructuras de escritos que funcionan hoy en blogs técnicos o industriales?

    1. Gracias Silvina 🙂

      Aquí lo que importa es la metodología, no existe una estructura única que funcione, o todos la haríamos una y otra vez, hay que saber adaptarse, eso es lo más importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.