¿Cuánto cuesta una reunión?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Si algo hemos aprendido durante la pandemia es que las reuniones muchas veces son accesorias pero que, tanto trabajes desde casa o lo hagas en la oficina, tienes demasiadas.

Estarás de acuerdo con ello, ¿verdad?

Porque, no nos engañemos, absolutamente a nadie le gustan las reuniones, normalmente nos parecen una pérdida de tiempo y,  normalmente, lo son.

De hecho, en el artículo de hoy no voy a darte la coña sobre lo importante que son las reuniones y la productividad y demás.

No, voy a ir donde duele.

Te voy a contar cuánto le cuesta una reunión a tu empresa o a tu proyecto.

cuanto-cuesta-una-reunion

Cómo he calculado cuánto cuesta una reunión

En este caso, el cálculo ha sido muy sencillo:

Primero he fijado cuáles son los sueldos medios en España de cada uno de los tipos de perfiles, así, a punto gordo.

He fijado que:

Sé que esto cambia según el sector y el país un montón, por eso he dejado prefijado pero abierta estas cifras para que puedas cambiarla.

A partir de ahí, he calculado el coste hora de cada uno de estos perfiles, también con un cálculo sencillo: dividir el sueldo por 243 días, que son los días laborables que suele tener un año.

Luego, una vez más por 8 horas al día que debería ser la jornada normal.

Esto nos daría el coste por hora de cada uno de los perfiles, simplemente hay que multiplicar por el número de horas y el número de perfiles de cada categoría, y ya lo tienes.

A esto le he hecho un ajuste importante

Pero claro, el número resultante nos dice cuánto le ha costado a una empresa una reunión sólo en el sueldo de los trabajadores que han asistido.

Pero hay muchísimo más que determina el coste real de un perfil, ya que en una empresa hay un montón de costes estructurales, desde las oficinas, los ordenadores, los puestos no productivos y, si eres una empresa que fabrica, ya flipas con las amortizaciones de la maquinaria.

Así que, a este número, hay que meterle un multiplicador.

Pero ¿de cuánto?

Pues depende de la empresa, las más pequeñas con sumarle entre un tercio y la mitad a mayores, valdría perfectamente.

Ahora bien, en las más grandes, la cosa cambia, porque el multiplicador puede ser hasta de 4 ó 5 veces más (en algún caso, incluso más que eso).

Este último paso lo dejo a tu voluntad.

¿Qué te ha parecido? ¿Te lo esperabas?

Déjame un comentario y así nos echamos todos unas risas.

Sergio Ramírez

Sergio Ramírez

Me gusta más el Marketing Online que las galletas de chocolate. Poca broma.

2 respuestas

    1. ¡Hola Flavio!

      Si te digo la verdad, está calculado así.

      El caso es que en una primera versión no lo estaba, luego lo cambié, y se me pasó de corregir en el texto.

      Ahora mismo lo cambio, gracias por el aviso 🙂

      ¡Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.